Uncategorized

La 3ra es la vencida: Andorra nuevamente después de unos meses.

La decisión era volver a Andorra para la temporada de invierno, pero sabiendo que no tenía trabajo asegurado, así que sin saber con seguridad si habría o no temporada nos fuimos igual para allá.

Pas de la Casa – Andorra

Volver a Andorra nuevamente, luego de unos pocos meses y en este extraño contexto era diferente, aunque fuera la 3ras vez consecutiva. Y si bien uno es consciente que las cosas no estaban bien, cuando llegamos a Andorra me di cuenta que las cosas NO estaban bien!!! Porque llegar el fin de semana de la inmaculada y que no hubiera gente, estuviera todo literalmente cerrado, y con la mejor nieve de los últimos 4 años, era tristemente sorprendente.

Y si bien al principio la esperanza no se perdía en encontrar alguien que me contratara, a medida que los días iban pasando, iba aceptando que la cosa iba a estar complicada, muy complicada! Porque los hoteles que estaban abiertos no contrataban temporeros ya que tenían a sus propios empleados en Erto (el gobierno les sigue pagando los sueldos pero sin trabajar), muchos otros hoteles estaban cerrados, los restaurantes sin mucha gente abriendo en horarios reducidos… las fronteras con Catalunya cerrada y todos los días las noticias cambiaban.

Pero a pesar de todo esto, la nieve no paraba de caer! En lo personal fue la temporada que más nieve vi caer en mi vida! De hecho el 25 de diciembre fue un día totalmente nevado, desde la madrugada hasta la noche. Los diarios decían que la nevada era la mejor de los últimos 4 años… y las pistas vacías.

Así y todo y con ayuda de amigos que nos bancaron, yo me quedé hasta casi fin de Enero.

Los planes era quedarme hasta el mes de Marzo, que era cuando se me vencían los días de turista al no conseguir trabajo en el país, pero los planes cambian y por motivos personales a fin de Enero decidí volver a Buenos Aires… luego de casi 3 años de haber salido de allí sin volver.

Fue una decisión complicada, porque las cosas se dieron de un día para el otro. No lo tenía en mente, pero sabía que si el Universo me estaba poniendo las cosas como se estaban dando, era porque yo debía volver.

Así a fin de Enero me fui para Barcelona, ya que me debía hacer el pcr y terminar de arreglar algunas cositas. Quería estar con mi amiga también antes de irme y el 23 de Enero me tomé el vuelo que me trajo de regreso a mi ciudad natal.

Con un remolino de sentimientos en la mente, en el cuerpo y en el alma, reencontrarme con mi familia fue lo más feliz que me hizo en la vida!!!  

«Uno mismo, ese es el gran asunto del viaje.» – Del libro: Teoría del viaje de Michel Onfray.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *